El 28 de junio Netflix estrena Okja de Bong Joon-Ho. El cineasta coreano vuelve a transmitir un mensaje ecológico a través de una película fascinante. Si con Snowpiercer (disponible para hacer Dive in)  hizo una crítica a la sociedad de clases y al cambio climático mediante un mundo postapocalíptico, en Okja presenta un alegato vegetariano que, a pesar de no adoctrinar, seguramente sea más eficaz que cualquier campaña que haya realizado PETA.

Okja-Tidla-Swinton

Netflix

El título da nombre a un cerdo gigante creado en los laboratorios de una multinacional dirigida por Lucy Mirando, interpretada por una magnífica Tilda Swinton, que vueleve a repetir con el director tras Snowpiercer. Mirando pertenece a una familia de empresarios sin escrúpulos de la que quiere escapar, pero por mucho disfrazarse con sonrisas y colores pastel, en el fondo, sigue siendo igual de cruel que ellos. La idea de Mirando fue la de crear una especie de cerdos mágicos en un laboratorio que luego serían criados por granjeros en un hábitat natural. Durante años, Mija, la nieta del granjero encargado de cuidar de Okja, ha convivido con esta como si fuera su mascota, su mejor amiga.

Okja

Netflix

Okja deberá entregarse a la empresa que la creó para ser sacrificada en el matadero. Mija intentará salvar a Okja de sufrir ese final pero no estará sola, el Frente por la Liberación Animal que lidera Jay, interpretado por Paul Dano, estarán con ella. Este grupo, en el que vemos rostros conocidos como Steven Yeun o Lilly Collins, es el que consigue transformar esta película de aventuras en una de acción con rasgos cómicos. A pesar de la noble actitud del Frente, no dejan de ser ridículos en algunos momentos con un Paul Dano convertido en una especie de James Bond juvenil amante de los animales. Tras esos momentos de acción y humor se esconde una crítica mordaz al capitalismo, las sociedad de clases y al maltrato animal. Una película que además de ser entrañable y divertida va a hacer a muchos reflexionar sobre qué come.

Okja-Paul Dano

Netflix

Sin embargo, la polémica que rodea a esta película nada tiene que ver con sus ideales o su crítica social. Todo comenzó cuando Okja se presentó en la selección oficial del Festival de Cannes. El hecho de que una película que no se estrenara en salas, fuese presentada en el Festival abrió un debate en el que participaron Pedro Almodóvar y el actor Will Smith que se enfrentaron en su visión acerca de la plataforma Netflix.

Polémica o no, la película parece que ha encantado a aquellos que hemos tenido la oportunidad de verla antes de su estreno. Es una historia emotiva y divertida. Juega muy con la mezcla de géneros e incluso consigue que nos quedemos con ganas de más, algo que podemos satisfacer gracias a la escena postcréditos que presenta la película.