Después del revival de los 60, protagonizado por la fascinación por Mad Men, la vuelta del estilo bohemio y del rock psicodélico de los 70 nuevamente adoptado por el mundo de la moda, y el amor/odio por los excesos de los 80, ahora toca dar el paso a los 90. El cine y la moda siempre han ido de la mano, y las películas nos dejan un testimonio fiel de las tendencias de los 90, que hoy en día vuelven a estar de actualidad.

Balenciaga Fall 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Balenciaga Fall 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Balenciaga Fall 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Balenciaga Fall 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Desde hace ya un par de temporadas, y con un especial fervor en las próximas colecciones tanto de invierno como de verano 2017, la moda se vuelve a inspirar en los 90. De Saint Laurent, a Vêtements (la firma más cool del momento, liderada por Demna Gvasalia, el recién estrenado director creativo de Balenciaga), todas las tendencias de los 90 vuelven a cobrar vida: desde el rebelde estilo grunge, a la devoción por las marcas icónicas de sportswear. Y, no es casualidad que la pasarela beba tanto de estos años, ya que estamos hablando de la acelerada y última década del siglo XX. Las películas ya míticas de los 90 son un reflejo de los cambios y evoluciones de esta época: el nacimiento de las nuevas tecnologías, la televisión por cable y la revolución multicultural que trajo consigo un fuerte sello de individualismo.

Vetements Fall 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Vetements Fall 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Vetements Fall 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Vetements Fall 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Nadie quería quedarse atrás, ni siquiera los diseñadores, como Isaac Mizrahi. Así lo quiso retratar su pareja de por aquel entonces, Douglas Keeve, en el documental Unzipped (1995). Para entonces, no había redes sociales, los periodistas abordaban la pasarela y las coloridas cazadoras de pelo vestían a unas jovencísimas e inmortales super modelos. Tanto Linda como NaomiChristy y Kate formaron parte de un film que se bautizó, en 1994, con el mismo nombre del concepto que revolucionó la industria de la moda: Prêt-à-Porter.

Esta película fusionó totalmente cine y moda, mezclando musas, referencias del séptimo arte y nuevos rostros que marcaron un antes y un después, como es el caso de Julia Roberts, cuya actuación parece ser una secuela de Pretty Woman (1990) y sus compras compulsivas por Rodeo DriveRoberts pisó fuerte con su sofisticada transformación: de la mujer callejera con botas extra altas de cuero negro, minivestido y chaqueta oversize granate, a la gargantilla de brillantes que complementa su vestido largo de ópera. Pero ella no fue la única diva de los 90. Por ejemplo, Demi Moore derritió al público en Ghost (1990) con su romántica y ensoñadora blusa blanca, que nada tuvo que envidiar a la lucida por la delirante Uma Thurman en la escena de Pulp Fiction (1995) en la que baila descalza al ritmo de Chuck Perry ocultando su mirada con el movimiento de los dedos, las manos y el flequillo. Este último lo lucía con un corte bob, un estilo de pelo idéntico al de la perversa ninfa Natalie Portman de Luc Besson (Léon: The Professional, 1994).

Saint Laurent Spring 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Saint Laurent Spring 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Saint Laurent Spring 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Saint Laurent Spring 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Courrèges Spring 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Courrèges Spring 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Courrèges Spring 2016 Ready-To-Wear Fuente: http://www.vogue.com

Courrèges Spring 2016 Ready-To-Wear
Fuente: http://www.vogue.com

Junto a ellas, una enigmática Sharon Stone que, después de dejarnos helados con su cruce de piernas y un conjunto erótico en Basic Instinct (1992), se vistió con más de treinta diseños en Casino (1994), una película dirigida por Martin Scorsesse, con una duración de casi tres horas, en la que se retrata la febril, brillante y decadente ciudad de Las Vegas de los años 70Sofía Coppola recupera esta época para vestir a las hermanas Lisbon, de Virgin Suicides (1999), con el sencillo, liso e icónico slip dress de los años 90. Y es que, como Coppola, Richard Linklater también quiso retratar los 70 de su juventud en Dazed and Confused (1993). Esto demuestra cómo la moda de los 70 influyó en la de los 90, pues también la diseñadora de vestuario Mona May se basó en esos años para crear el vestuario de Clueless (1996), donde además introdujo, con el white dress de Calvin Klein, el estilo minimal que estaba de moda. Otras prendas que influyeron en la repercusión de Cher Horowitz y su armario fueron los extravagantes trajes escoceses dos piezas de Dolce&Gabanna, que convivían en las calles con el amor por los tatuajes de Jean-Paul Gaultier en The Fifth Element (1997) y el estilo grunge de Trainspotting (1996).

Saint Laurent Spring 2016 Menswear Fuente: http://www.vogue.com

Saint Laurent Spring 2016 Menswear
Fuente: http://www.vogue.com

Saint Laurent Spring 2016 Menswear Fuente: http://www.vogue.com

Saint Laurent Spring 2016 Menswear
Fuente: http://www.vogue.com

 

El grunge, un estilo personificado por Kurt Cobain, ídolo de toda una generación, dejó una marca indeleble en la moda; un aire rebelde que caracterizó también en diversos aspectos los años 90: una sociedad dividida representada a la perfección por los suburbios parisinos de Mathieu Kassovitz en La Haine (1995); una reivindicación de la calle, en la que hoy en día encontramos una atractiva elegancia. Al fin y al cabo, el estilo que hoy entendemos como moda, en los 90 fue una tendencia despreocupada. Vestirse por pragmatismo, inundar el armario de pana y combinar los estampados hawaianos con americanas de piel roja, como Brad Pitt en Fight Club (1999), era una filosofía de vida.  Y como tal lo quiso tratar la diseñadora de vestuario Susan Lyall, quien pidió a todos los actores y actrices de Empire Records (1995) que escogieran su vestuario. Muchos eran autoridades en la moda y todos tenían una opinión sobre lo que deberían llevar. En el caso de Liv Tyler, esta decidió llevar sus propias botas; Robin Tunney, por su parte, escogió unos pantalones antiguos de hombre.

Las nuevas bandas de rebeldes con causa eran lo políticamente correcto, y es este espíritu propio de los 90 el que las nuevas generaciones, a través de la moda, quieren reinterpretar y volver a vivir.

Gosha Rubchinskiy Spring 2017 Menswear Fuente: http://www.vogue.com

Gosha Rubchinskiy Spring 2017 Menswear
Fuente: http://www.vogue.com

Gosha Rubchinskiy Spring 2017 Menswear Fuente: http://www.vogue.com

Gosha Rubchinskiy Spring 2017 Menswear
Fuente: http://www.vogue.com