El pasado 21 de abril se estrenó la esperada nueva serie de Netflix, Girlboss. Inspirada en el best seller autobiográfico de 2014 de Sophia Amoruso, fundadora de la marca Nasty Gal, y gurú del estilo vintage, la serie narra cómo construyó su imperio desde cero. Girlboss ya se está convirtiendo en una serie imprescindible para los amantes de la moda y nosotros te damos todas las claves del fenómeno del momento.

Girlboss

Fuente: Karen Ballard / Netflix

 

  • De la realidad a la ficción

 

Ambientado en el San Francisco de los años 2000, Girlboss sigue el ascenso millonario de Sophia Amoruso interpretado por Britt Robertson. La nueva entrega de Netflix cuenta con Kay Cannon como showrunner (el productor de Pitch Perfect y 30 Rock), y Charlize Theron (y la propia Amoruso) a la producción.
En 2006, la “rebelde” Amoruso, completamente arruinada, encuentra en su pasión por el vintage una vía de escape. Empieza a rastrear las tiendas más emblemáticas de San Francisco, conocidas por su fuente insaciable en piezas de deseo de segunda mano. La idea es sencilla, vender sus tesoros en eBay. Con unos resultados impresionantes, Amoruso da un paso más y crea su propia marca y tienda online: Nasty Gal. A sus 30 años, Amoruso llegó a facturar más de 100 millones de dólares al año y, escribió #Girlboss como testimonio de sus acontecimientos, antes de caer en bancarrota en noviembre del año pasado.

Girlboss

Fuente: Karen Ballard / Netflix

 

  • Feminismo, moda y San Francisco

 

San Francisco es una de las mecas del vintage. Es también, con Silicon Valley, la meca de la tecnología. De hecho, fue el New York Times el que apodó a Amoruso la ‘cinderella of tech’ en 2013 reconociendo su asombroso éxito.
La receta de Nasty Gal tenía todo para seducir. Todos amamos una buena success story y aún más si la protagoniza una mujer. Un verdadero icono de estilo en las redes sociales, Amoruso se presentó como un modelo para la generación de los millennials. Defendiendo, como no, el feminismo y un ideal que ella usó como bandera.

El feminismo está más de moda que nunca y las marcas nos quieren vender unos mensajes por supuesto fundamentales, pero transformados en puros artífices de marketing. #Girlboss es un manifesto del éxito feminista, aunque las querellas internas a Nasty Gal nos indican todo lo contrario.
Estas últimas temporadas, y con la entrada como directora creativa de Maria Grazia Chiuri en Dior, el feminismo está en boca de todos. De hecho ha sido el concepto de su primera colección, plasmado en una camiseta y un mensaje clave ‘We Should All Be Feminists’. La esperanza es que las palabras no sean solo palabras, pero una  intención real de cambiar las cosas.

Girlboss

Fuente: Karen Ballard / Netflix

 

  • Diseño de vestuario

 

Audrey Fisher ha sido la encargada del diseño de vestuario de Girlboss. Para llevarlo a cabo y recrear el armario de Sophia Amoruso, Fisher se inspiró fundamentalmente en fotografías, selfies y en el estilo cool de la protagonista. Por supuesto, la aportación en el rodaje y la elaboración de los looks de Amoruso fue elemental. Sin embargo, la diseñadora insiste en que no se usó ninguna prenda original de Amoruso. Por lo contrario, buscó prendas inspiradas en los años 60 y los años 70 haciéndolas parecer vintage.
La decisión de Fisher es interesante porque podría haber caído en lo obvio, seleccionando directamente del armario de Amoruso, sin embargo de esta manera pudo dejar su huella. Por otra parte, es evidente que pudo aprovechar la ola de la tendencia del vintage.

Girlboss

Fuente: Karen Ballard / Netflix

 

  • La fiebre del vintage

 

Aunque llevamos varios años viviendo la fiebre del vintage, la tendencia se intensificó en los últimos desfiles y colecciones. En enero de 2015, Alessandro Michele fue nombrado director creativo de Gucci y empezó una verdadera revolución en la marca de lujo Italiana: una nueva interpretación de lo vintage. Michele se inspiro profundamente en el estilo de los 60, 70 y 80 en sus colecciones: los cortes, los estampados, pasando por la customización y los propios estilismos. Una mezcla ecléctica que enamoró a todo el mundo de la moda. De hecho, en los primeros capítulos de Girlboss, Britt Robertson lleva una de estas sudaderas con logo legendario tan odiadas entonces y tan cotizadas hoy en día. El mercado de la ropa de segunda mano, el vintage y la nostalgia no han sido tan amados.

Girlboss

Fuente: Karen Ballard / Netflix

Gracias a un casting de actores secundarios excelente con RuPaul Charles y Dean Norris, y por supuesto a los diferentes guiños a otras series de los años 2000, la serie da un lado más humorístico a la espectacular historia de Amoruso. Girlboss podría convertirse en la primera gran serie sobre moda de Netflix.

Eso sí, queda en traducir estas simples buenas palabras en acciones y en realidad.

 

DIVE

Nosotros en Dive tenemos muchas películas sobre el mundo de la moda, desde El Diablo Viste De Prada, Confesiones De Una Compradora Compulsiva hasta el fantástico documental Dior y Yo. ¡Descúbrelas y sumérgete en sus vestuarios, curiosidades y mucho más!

 

La primera temporada de Girlboss se estrenó el 21 de Abril del 2017 en Netflix.

Guardar