Puedes sincronizar la película con Dive

Después de su controvertida presentación como película de apertura de la última edición del Festival de Cannes (es la tercera vez que recibe este honor), Café Society, la última película de Woody Allen, se estrena por fin en España. Ambientada en la edad de oro del Hollywood de los años 30, la cinta reúne a las dos nuevas musas de Allen: Kristen Stewart y Blake Lively, pero, sobre todo, marca el reencuentro entre el director y Chanel.

Las últimas películas del director nos demuestran su amor por los años 20 y los años 30, como la maravillosa Midnight in Paris (2011), que recoge los años 20 parisinos, o la seductora Magic in The Moonlight (2014), una delicada representación del fin de los años 20 en el sur de Francia. Con Café Society, Allen nos transporta del Nueva York de los años 30, hasta Hollywood y la explosión de su industria del cine. Conocida como la edad de oro, esta era una época en la que Los Ángeles era la fábrica de vender el sueño del cine. En estos años, las modas venían del otro lado del Atlántico, estaban apareciendo nuevos diseñadores franceses, y era el principio del éxito de las casas de alta costura, cuyas colecciones eran aplaudidas por la prensa y deseadas por la alta sociedad neoyorquina. Mientras tanto, en el imaginario de cartón y los estudios de Hollywood, intentaban adelantar esta moda, creando, a través de sus estrellas, las tendencias que el mundo tenía que seguir.

Fuente: http://www.theplaylist.net

Fuente: http://www.theplaylist.net

Woody Allen volvió a elegir a Suzy Benzinger como diseñadora de vestuario. Todos nos acordamos de la impecable chaqueta blanca de Chanel que llevaba Cate Blanchett en Blue Jasmine, seleccionada por Benzinger. Desde el principio su labor en Café Society, la diseñadora tenía claro que era imprescindible colaborar con Chanel para el vestuario de la película y, por supuesto, el de las dos protagonistas, Kristen Stewart y Blake Lively. Además, y como si fuera poco, Stewart, nueva musa absoluta de Allen, es también la imagen de Chanel desde hace años (así como Lively lo fue en 2011). Un cóctel que parece hecho a medida.

Benzinger diseñó dos estilos muy diferentes para las dos protagonistas. Por un lado, para el personaje de Vonnie, interpretado por Kristen Stewart, eligió un estilo romántico, joven, femenino y, quizá, más ingenuo, abusando de vestidos estampados, crop-tops, calcetines con sandalias y, por supuesto, lazos en el pelo. Por otro lado, para el personaje de Verónica, interpretado por Blake Lively, eligió un estilo más de mujer, elegante y glamuroso; tanto es así, que Benzinger seleccionó unos vestidos largos impresionantes, que destacaban por sus escotes y sus preciosos adornos.

Fuente: http://www.theplaylist.net

Fuente: http://www.theplaylist.net

Para empezar a trabajar, Benzinger, con permiso de Karl Lagerfeld, consultó de manera asidua los archivos de Chanel, marca que ella consideraba el símbolo del estilo, lujo y glamour durante los años 30, y representante de esta ‘Café Society’. Aparte de jugar con prendas contemporáneas prestadas por la firma francesa, la investigación de Bezinger, tanto en archivos como en prensa de los años 30, y tanto de moda como de cine, permitió una recreación fiel de los vestidos de la época. También trabajó con los archivos de la icónica firma Schiaparelli, que para entonces tenía cierta rivalidad con Chanel a pesar de tener estilos completamente opuestos. La delicadeza y la fragilidad de los diseños originales, además de las proporciones que hoy en día no son para nada adecuadas al cuerpo femenino, hizo muy difícil el trabajo de Bezinger, pero las casas autorizaron a la diseñadora la copia de algunos de los modelos empleados en la película.

Fuente: http://www.theplaylist.net

Fuente: http://www.theplaylist.net

La sencillez de los diseños de los vestidos (pensamos en la petite robe noir creada en 1926) y el estilo depurado, esencia de Chanel y de los años 30, permitieron a Bezinger usar muchos artículos de alta joyería, la mayoría inspirados en los diseños originales de Gabrielle “Coco” Chanel, o de colecciones diseñadas por Lagerfeld. De hecho, casualidad o no, la marca firmó, en 2014, una colección de alta joyería llamada Café Society, homenaje a “Coco” y su relación con la escena artística efervescente de entonces, encabezada por Pablo Picasso y Jean Cocteau entre otros; una colección bañada en el entorno de los clubs de Jazz, tintada del estilo art déco y de los Années Folles, e inspirada en el apartamento de “Coco” en la mítica Rue Cambon. Dominaba entonces la omnipresencia de los diamantes con el objetivo de presumir de estatus social. La colección se articulaba en torno al concepto de piezas profusas pero muy fluidas porque, ante todo, y con la revolución empezada por Chanel, las mujeres buscaban lucir con comodidad.

Fuente: http://www.theplaylist.net

Fuente: http://www.theplaylist.net

Con Café Society, Woody Allen firma, quizá no su mejor largometraje pero, seguramente, la película más estilosa del año, y, aunque ha fichado a Kate Winslet como protagonista de su próxima cinta, estamos convencidos de que volverá a confiar en Kristen Stewart, de la que se enamoró en 2014 con Clouds of Sils Maria, para sus futuros proyectos.

Puedes sincronizar la película con Dive

Guardar